Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
FacebookTwitter Fundación CarraroLinkedinBlog de la Fundación Carraro
Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

   Año 7 Nº16 Octubre 2002

TRANSMISIÓN DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL EN PAREJAS ESTABLES A TRAVÉS DEL BESO PROFUNDO
Dr. A.A. Cascone, Dras. E.R. Dolomguevich y S.A. Funes.

INTRODUCCIÓN

Las periodontitis pertenecen a un grupo de enfermedades infecciosas (Se han encontrado hasta 500 tipos de bacterias en la cavidad oral).
Se caracteriza por la pérdida de inserción del tejido conectivo y del hueso alrededor de los dientes.
En este trabajo se han investigado las parejas casadas que debido a su contacto diario, pueden representar un modelo aplicable al estudio de las rutas de transmisión entre esposos de estas bacterias asociadas a la periodontitis del adulto grave y a las periodontitis rápidamente progresiva, provocando posibles consecuencia en el receptor.

HIPÓTESIS

Los patógenos periodontales se transmiten a través del contacto directo (beso profundo) entre los miembros de una pareja estable, produciéndose el contagio, siempre y cuando el receptor sea un huésped susceptible (disminución de inmunidad local) y/o no esté en tratamiento periodontal.

OBJETIVOS

1) Clarificar similitud en la enfermedad periodontal de acuerdo con los hallazgos clínicos y radiográficos.
2) Determinar si los patógenos periodontales se trasmiten entre esposos.
3) Evaluar la presencia de sacos ciegos.

MATERIAL Y METODOS

Comprende un estudio en parejas estables, mayores de edad (entre 30 y 55 años), las que fueron evaluadas durante 5 años, desde 1995 al 2000.
Los pacientes concurrieron espontáneamente a la consulta y sus respectivos cónyuges lo hicieron al poco tiempo por sugerencia nuestra.
En todos los casos se los investigó con los mismos criterios de evaluación, examen clínico completo y radiografías seriadas periapical. Se les impartió enseñanza de técnicas de higiene oral, terapia básica periodontal, terapia farmacológica, terapia complementaria y de mantenimiento periódico que oscilaba entre 1 y 6 meses.
El estudio se basó en la observación de que la remisión de la enfermedad en el primer cónyuge tratado no era satisfactoria ni completa, por lo que se sospechó, al reevaluar cada caso, que podía haber una fuente externa de transmisión de la enfermedad, el cónyuge estable (datos obtenidos del diálogo con 1 paciente).
Por tal motivo se decidió aplicar en cada sesión de mantenimiento los mismos criterios clínicos y radiográficos para cada una de las 5 parejas tratadas.

OBJETIVOS
Desarrollo

1
Clarificar similitud en la enfermedad periodontal de acuerdo con los hallazgos clínicos y radiográficos.
 
   
2
Determinar si los patógenos periodontales se transmiten entre esposos.

Definición de patógeno periodontal

El hombre vive en simbiosis con un número grande de bacterias. La relación es dinámica, el cuerpo humano va modificando su respuesta de acuerdo con los cambios en la microflora y viceversa. Las bacterias son patógenas cuando alterando el equilibrio, desafían los mecanismos de defensa de sus huéspedes y causan daño.
Los criterios para definir los patógenos periodontales incluyen, asociación bacteriana, eliminación de patogenicidad en animales, respuesta del huésped y factores de virulencia.

De las 500 especies bacterianas encontradas en la cavidad oral, sólo algunas han sido asociadas con periodontitis, aplicando esos criterios.
 
   
La eliminación de las bacterias del área subgingival se acompaña de una mejoría en las condiciones clínicas periodontales.
 
   
En animales de experimentación las bacterias pueden causar destrucción periodontal.
 
   
La respuesta inmune ante las bacterias asociadas a periodontitis se produce en respuesta inmune celular y producción de anticuerpos contra las bacterias (Ebersole y Taubman, 1994).
 
   
Los patógenos periodontales poseen factores de virulencia que les permiten evadir los mecanismos de defensa del huésped y/o causar la destrucción de los tejidos periodontales, lo que confirma el papel patogénico de las especies bacterianas en periodontitis.
 
   

Patógenos periodontales

Físicas, las infecciones periodontales se consideran infecciones bacterianas mixtas, principalmente causadas por especies anaerobias gramnegativas. Estas bacterias viven debajo del margen gingival y en sacos ciegos, formando un biofilm microbiano (Darveau, 19979. Definiendo al biofilm, como un organismo microbiano que se vincula con el huésped a través de interacciones y fisiológicas entre las diferentes especias bacterianas, adaptándose constantemente al medio ambiente.

Fuentes de patógenos en humanos
Microflora saprófita y exógena

Muchas zonas del cuerpo, piel, ojos, vías respiratorias altas, aparato gastrointestinal, y tractos genitourinarios, están colonizados por microflora saprófita. Esta microflora pertenece al ambiente local. Protegen membranas mucosas frente a patógenos invasores, ocupando zonas de adhesión y a través del agotamiento de los nutrientes requeridos por los patógenos para su multiplicación. La flora saprófita produce productos finales del metabolismo que son antimicrobianos, lo que junto con los mecanismos antes mencionados inhiben la colonización de patógenos invasores en la piel, orofaringe, tracto gastrointestinal y genitourinario.
Las especies saprófitas pueden sobrecrecer y originar infecciones endógenas u oportunistas en ambiente local o en otras zonas del cuerpo como resultado de cambios en el ambiente, por ejemplo por terapia antimicrobiana o cambios en los hábitos de higiene personal (por ejemplo: infecciones multibacterianas orofaciales).
Los patógenos exógenos pueden causar una infección sin cambios primarios en el ambiente microbiano en el lugar de infección. La fuente de patógenos exógenos son humanos infectados o animales que se transmiten al huésped susceptible.

Rutas de transmisión
Se pueden distinguir 4 rutas de transmisión de patógenos periodontales a un huésped susceptible:

1
Contacto directo: Transmisión de persona a persona. Esta en una vía de transmisión de patógenos periodontales.
 
   
2
Uso de un vehículo común: Por ejemplo, comida y agua son vehículos que pueden diseminar agentes infecciosos a varios huéspedes.
 
   
3
Ruta aérea: Agente infeccioso contenido en gotitas (hablar, toser, estornudar).
 
 
4
A través de un vector: Un agente vivo, como un artrópodo que lleva el agente infeccioso de un huésped a otro.
 
   

Ambiente subgingival
FACTORES QUE AFECTAN LA COLONIZACIÓN SUBGINGIVAL POR BACTERIAS

Hay factores que favorecen la colonización bacteriana subgingival, y se encuentran en el huésped y en las bacterias.
En el huésped algunos de estos factores son: la mala salud sistémica, terapia con antimicrobianos sistémicos que predispone a infecciones endógenas, oportunistas o sobreinfecciones, mala higiene oral, baja presión de oxígeno, ph de neutro a alcalino, nutrientes producidos por el huésped en el fluido crevicular gingival, formación de película, superficies dentales sólidas y retentivas, topografía por ejemplo sacos ciegos.
Los factores en las bacterias son: formación del biofilm y factores de virulencia.
Por otro lado hay factores que interfieren la colonización bacteriana subgingival.
Estos factores en el huésped son: descamación celular, fluido gingival y presencia fagocitos e inmunoglobulinas en el mismo, higiene oral efectiva, terapia antimicrobiana sistémica y local que disminuye la colonización de bacterias, buena salud sistémica.
En las bacterias estos factores son, la disminución de nutrientes por la microflora indígena la cual desencadena una respuesta de anticuerpos ante antígenos comunes con las bacterias colonizadoras, también un ambiente con presencia de ácidos, bacteriocina y agua oxigenada.

Interrelaciones bacteria-huésped

Se cree que la colonización bacteriana secuencial de la cavidad oral después del nacimiento conduce a una microflora saprófita relativamente estable en el adulto sano.
Mientras que el equilibrio ecológico entre las bacterias y el huésped sea estable, es más probable que las funciones normales/sanas de los tejidos periodontales prevalezcan.
Sin embargo, por ejemplo, la terapia antimicrobiana, o los cambios en susceptibilidad del huésped, pueden alterar esa relación estable e incrementarse las proporciones de algunas especies saprófitas, o promoverse la colonización o la superinfección por especies exógenas o no orales. Los cambios en la susceptibilidad del huésped ocurren cuando uno o más de los mecanismos de defensa están comprometidos. Trastornos subyacentes, o factores como el tabaco, la edad avanzada, la malnutrición, el estrés, o el consumo de alcohol excesivo, pueden comprometer y predisponer al huésped a infecciones como la periodontitis.(Van Wilnkelhoff,1996)
La integridad de las membranas mucosas es un importante mecanismo inespecífico de defensa del huésped en la cavidad oral. La integridad estructural de esta barrera y la descamación de las células epiteliales limita la colonización de microorganismos sobre las membranas mucosas orales. Otro factor limitante de la colonización oral es la limpieza mecánica que causa el flujo de fluido que secretan las glándulas salivales, o el fluído gingival crevicular que se origina en las bolsas periodontales. La saliva y el fluido crevicular gingival contienen enzimas, como lisozima, lactoferrina, peroxidasas, colagenasa, y elastasa, que ayudan en la inhibición de la colonización oral de las especies patogénicas. La microflora saprófita también inhibe la colonización al ocupar posibles sitios de unión para nuevos invasores.

Evaluar la presencia de Sacos ciegos

Cavidad oral como un hábitat de bacterias

La cavidad oral representa un ambiente ecológico óptimo para la colonización bacteriana. Las diferencias en tensión de oxígeno, topografía superficial, humedad, temperatura y disponibilidad de nutrientes, apoyan el crecimiento de una amplia variedad de especies bacterianas en este ambiente. La cavidad oral es estéril antes del nacimiento

Sin embargo, sólo unas horas después aparecerán especies anaerobias facultativas en la cavidad oral. Estos primeros colonizadores cambian la tensión de oxigeno en el microambiente mediante la fermentación de metabolitos, y con ello favorecen la llegada de otras especies anaerobias más exigentes. La erupción de los dientes en la boca aporta superficies adicionales para la colonización bacteriana y crea un nuevo microhábitat, el surco gingival. Las fuentes de energía para la microflora oral derivan del fluido gingival crevicular, los metabolitos microbianos, las células del huésped descamadas, la saliva y la comida. En consecuencia los hábitos de dieta afectan la composición microbiana de la placa dental.
La cavidad oral aporta un ecosistema compuesto por muchas superficies y microambientes, como son las membranas mucosas de las mejillas, el paladar, las amígdalas, las encías y el dorso de la lengua, las superficies dentales supragingivales, la parte del diente subgingival y el ambiente del surco, además hay que considerar superficies protéticas (fijas o removibles) incorrectamente diseñadas y/o mal higienizadas. Las diferencias en los requerimientos ecológicos de las bacterias, y las interrelaciones bacteria-huésped, determinan la selección de especies bacterianas que colonizan estos ecosistemas.

RESUMEN

En este trabajo monográfico se investigó la transmisión de patogenos periodontales entre parejas de cónyuges durante un período de 5(cinco) años.
Se estudiaron clínica y radiográficamente cinco parejas casadas de edad madura, entre 30 y 50 años, cuya patología predominante es la Periodontitis Rápidamente Progresiva y la Periodontitis del Adulto Grave.
El examen clínico incluyó la valoración de placa visible, color de encías, sangrado provocado y espontáneo, movilidad, recesiones gingivales, dolor, inflamación, pérdida de inserción, profundidad de bolsas y exámenes radiográficos con radiografías periapicales.
El tratamiento periodontal de los pacientes incluyó terapia básica; en algunos casos farmacoterapia - dentro de la terapia básica -; terapia complementaria y mantenimiento, el cual continúa hasta el día de la fecha.
Los presentes resultados demostraron que los cónyuges con Periodontitis más leves y con cierta resistencia al tratamiento, al concurrir su pareja a la consulta, presentaban similares características de enfermedad.
En pacientes con periodontitis grave y rápidamente progresiva, se comprobó que el contagio dependía en gran medida de su estado inmunológico.
Cabe destacar que su estado inmunológico hacia la enfermedad fue más bien bajo, debido a que se vieron afectados categóricamente con estrés.
Durante el tratamiento se comprobó que la reaparición de los signos de la enfermedad, provenían del cónyuge que no cumplió con las citas del mantenimiento y en tal caso el miembro de la pareja que cumplió con el mantenimiento no fue reinfectado, siempre y cuando su estado inmunológico estuviese estable.

CONCLUSIONES

En una pareja estable, cuando uno de sus miembros presenta enfermedad periodontal, puede contagiar al otro; si este presenta las condiciones propicias (huésped susceptible).
   
En el tratamiento de un sujeto con pareja estable, afectado periodontalmente, se debería examinar las condiciones periodontales de su cónyuge.
   
El vehículo de transmisión de patógenos periodontales puede ser la saliva ya que la misma remueve bacterias que provienen de bolsas periodontales.
   
La reaparición de patógenos periodontales subgingivales después del tratamiento no parece estar relacionado con la presencia o ausencia de las mismas bacterias en la saliva del cónyuge.
   
Las bacterias patógenas periodontales contenidas en los sacos ciegos pueden ser removidas por la lengua, carrillos o labios, y ser transmitas por la saliva a través del beso profundo.
   
La reaparición de las bacterias periodontales después del tratamiento de pacientes con enfermedad periodontal puede deberse a una recaída y no a una reinfección por una fuente exógena(disminución de las condiciones inmunológicas o cambios desfavorables en la anatomía bucal).

 

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Childs, WC III, Gibbons, R.J. Selective modulation of bacterial attachment to oral epithelial cells by enzyme activities associated with poor oral hygiene. J. Periodontol. Res. 1990:25:172-178.
2. Alaluusua, S; Asikainen, S; Lai c-h. Intrafamilial transmission of actinobacillus actinomycetemcomitans. J. Periodontol 1991; 62:207-210.
3. Alaluusua, S; Saarela, M; Jousimies-Somer, H, Asikainens. Ribotyping shows intrafamilial similarity in actinobacillus actinomycetemcomitans isolates. Oral Microbiol. Inmunol 1993;8: 225-229.
4. Ciancio SG, Chemical agents:Plaque control, calculus reuction and treatment of dentinal hipersensitivity . Periodontol 2000 1995; 8:75-86.
5. Dahlen, G; Wikström, M; Renvert, S. Treatment of periodontal disease based on microbiological diagnosis. A 5 year follow-up individual patterns. J. Periodontol.1996;67:879-887.
6. Danser, MM; Timmerma, MF; Van Winkelhoff, AJ; Van der Velden,U. The effect of periodontal treatment on periodontal bacteria on the oral mucous membranes. J. Peiodontol 1996;67: 478-485.
7. Fives- Taylor P, Meyer D, mintz K. Virulence factors of the periodonto pathogen actinobacillus actinomicetemcomitans. J. Periodontol 1966;291-297
8. Greenstein G. Lamster I. Bacterial transmission in periodontal diseases: A critical review. J. Periodontol 1997,68:421-431.
9. Komman KS, Page RC, Tonetti MS. The host response to the microbial challenge in periodontitis: Assembling the players. Periodontol 2000 1997,14:33-53.
10. Salvi GE, Laurence HP, Offenbacher S, Beck JD. Influence of risk factors on the pathogenesis of periodontitis. Periodontol 2000 1997; 14:173-201.
11. Van wikelhoff AJ, Rams TE, Slots J. Systemic antibiotic therapy in periodontics. Periodontol 2000 1996;10:45-78.
12. Walker CB. Selected antimicrobial agents: Mechanisms of action, side effects and drug interactins. Periodontol 2000 1996; 10:12-28.
13. Carranza Fermín A. Jr., Newman Michael G. Periodontología Clínica, Octava edición 1998.

(*) Especialista en Periodoncia (M.S.P.). Docente de la Cátedra de Periodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Mendoza. Dictante de postgrado de Periodoncia (1º y 2º nivel) de la Escuela de postgrado del C. O. Mendoza.
(**) Especialista en Periodoncia (M.S.P.). Dictante del postgradoen rehabilitación oral con implantes de la Facultad de Odontología de la U. N. Cuyo.
(***) Odontología.



Ver ediciones anteriores
Suscribirse

^ arriba  | << atrás
© Copyright 2004/05/06 - Fundación Juan José Carraro - Resolución mínima de 800x600  Hosting & Mantenimiento